CAPOTE DE DIGNIDAD

LUEGO DE QUE LA TELEVISÓN CUBANA REVELARA SU VERDADERA ACTIVIDAD COMO AGENTE DE LA SEGURIDAD DEL ESTADO CUBANO DENTRO DE LA CIA, RAÚL CAPOTE, “DANIEL”, VISITÓ LA UNIVERSIDAD DE CIENCIAS PEDAGÓGICAS DE HOLGUÍN, COMO PARTE DE UN RECORRIDO POR TODA LA ISLA, PARA COMPARTIR SUS EXPERIENCIAS

Por Liudmila Peña Herrera

Pidió permanecer de pie, como lo manda la ética de la Pedagogía. Antes de que dijera una palabra, todo el teatro de la Universidad de Ciencias Pedagógicas José de la Luz y Caballero, de Holguín, parecía un aula inmensa.

Delante estaba el profesor de Historia, observando a su auditorio desde la dimensión superior que le permitía la tarima. Abajo, parados frente a sus asientos, 30 capitanes de equipos de la Escuela Integral de Deporte Escolar (EIDE) Pedro Díaz Coello, junto a profesores y estudiantes de la Casa de Altos Estudios de marras, le saludaron con vivas y aplausos.

Raúl Capote Fernández, “Daniel”, para los órganos de la Seguridad del Estado cubano, compartió sus experiencias como cubano sencillo, cual padre que se sienta al hijo en las rodillas para explicarle lo bueno y lo malo del mundo.

Muchas interrogantes le hicieron contar sobre sus encuentros con cubanos traidores y norteamericanos pagados por quienes codician nuestra tierra, las dificultades como revolucionario para fingir durante tanto tiempo ser un enemigo de la Revolución, la responsabilidad con sus hijos, la falta de decoro de un funcionario de la SINA cuando hablaba de los propios contrarrevolucionarios que trabajaban para ellos, la felicidad de estar otra vez junto a su pueblo, en la vida pública.

El sueño mayor de mi generación era pertenecer a la Seguridad del Estado, para defender la soberanía cubana. Hoy, después de haber vivido estas experiencias hay 3 elementos fundamentales que me han transformado como ser humano: conocer al enemigo tal cual es, poseedor de todos los recursos del mundo para atacarnos sin descanso; haber compartido con oficiales de la Seguridad Cubana, que se entregan a la defensa de nuestra Patria, no importan las horas o los días; y conversar con el resto de los compañeros que, como yo, realizaron la misma labor, aun cuando a algunos les costó el matrimonio, los amigos, la familia”, asegura.

Por eso, en la Universidad donde nacen los maestros holguineros, muchas fueron las muestras de afecto y agradecimiento: un poema, libros y el Sello 40 Aniversario de esa Institución, el más alto estímulo que confiere el centro a personalidades de la provincia y el país en su labor como educadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s