Donación de amor

por Liudmila Peña Herrera

Recorrieron kilómetros desde el pueblo de calles rojas repleto de historias y leyendas. Sortearon caminos abruptos, custodiando su preciosa carga. Traían la sensibilidad y el amor a flor de piel.

Son jóvenes dispuestos al chiste, pero de compromiso probado: militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas de la Empresa de Níquel René Ramos Latour, de Nicaro. Hace cinco años que impulsan en su colectivo laboral la donación de juguetes a niños de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja. Por eso, ya conocen a muchos de sus pacientes y familiares.
Pero esta vez no vinieron solos. Entre muñecas, tambores, helicópteros y golosinas, Tulipán y Chocolate (dos payasos con capacidades histriónicas y educativas) se robaron la atención del público infantil e hicieron bailar y jugar a muchos sin discriminar entre enfermera, hematóloga o trabajadora social.

La mañana se llenó de sonrisas en la sala de Tercero G: Omarito, Lisandra, Néstor, Jhonny y sus compañeros se transportaron en un santiamén, como en el mejor cuento de hadas, al sitio imaginario donde reinan alegría y esperanza.

“Estas actividades les ayudan mucho emocionalmente, después de tratamientos muy difíciles, lo cual los hace felices. En esta semana, es la tercera vez que recibimos visitas como esta, por las cuales personal médico, padres y sobre todo los pacientes les estamos muy agradecidos”, aseguró Lisbet Bosch, hematóloga de la sala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s