¿Bastan ecos de mujer?

Por Liudmila Peña Herrera

Tomada de Internet

Cuando el cantautor cubano Amaury Pérez Vidal -devenido presentador de programas televisivos- anunció el receso de su espacio nocturno Con dos que se quieran, con la presencia del trovador Silvio Rodríguez, muchos televidentes cubanos pusieron el grito en el cielo, aunque no pocos engendraron la esperanza de que lo reemplazara un musical o humorístico.

Pero ya la Televisión Cubana tenía previsto quien le hiciera las vacaciones a Amaury, y si no hay dos que se quieran, por lo menos que inunden la pantalla los Ecos de Mujer. Fue así como apareció de pronto la actriz Blanca Rosa Blanco -sensual y carismática como siempre- en las mismas noches de martes y a las 8:30, haciendo de anfitriona de un encuentro entre intelectuales, justo como lo hacía el cantautor habanero.

En principio celebré la idea. ¿Por qué no propiciar un espacio de debate donde las mujeres expresaran ante cámara sus experiencias, ideas, metas…? Si cada día se dan pasos más firmes en nuestro país para que las mujeres destierren de sus conciencias posturas machistas enraizadas gracias a los siglos de los siglos, ¿por qué no expresarlo ante cámara para que pensemos juntas desde la capital y para todo el país? ¿Por qué no compartir con el público masculino nuestras ideas y enfrentarlas en debate franco y respetuoso?

Y el hecho de que los hombres sean invitados al programa le imprime una

Tomada de Internet

ganancia superior: es la posibilidad de compartir, sin antagonismos, con igualdad de género, por qué caminos queremos ir por la vida, juntos, como la propia vida nos puso.

Ah, y la música ayuda, enriquece el alma y propicia un ambiente muy agradable, sobre todo porque se han escogido muy bien temas e intérpretes. Lástima que los programas, en la generalidad de los casos, no hayan pasado de la simple presentación de los temas, lo cual les acerca más a la frivolidad que a la reflexión y el pensamiento.

“Sacrificios por amor” fue la última problemática compartida. Buen tema, del cual podría hablarse hasta el cansancio, sobre todo desde una óptica de género y con el que podrían tomar experiencia muchísimas mujeres. Pero a Blanca Rosa -que no por bella mujer o excelente actriz se convierte en una buena entrevistadora- se le fueron de las manos los invitados: rompió la dramaturgia de la conversación, no insistió, no escarbó en las experiencias que matizarían el conflicto del tema tratado… Y aunque cada cual habló de lo que pudo (o lo que quiso), la ausencia de sagacidad por parte de quien preguntaba, provocó la ausencia de experiencias ricas en conflictos que propiciaran un buen debate entre quienes respondieron.

La causa puede estar detrás de un mal guion y hasta en la costumbre de moda en los espacios de entrevistas de la última época: preguntas poco profundas e interesantes, así como invitados famosos e intelectuales (casi siempre cantantes o actores). Quizá una ama de casa, una estudiante, una mujer divorciada con tres hijos y una casa que mantener con un oficio (¿peluquera?)… expandirían, más que eco, un canto a la realización de la mujer, no sin la justa contrarréplica de la parte masculina.

No obstante, la propuesta es válida si solo queremos pasar un rato agradable durante las noches de los martes de verano. Porque es dable reconocer que Ecos de Mujer es un programa de buen gusto, donde arte, entretenimiento y debate se mezclan. Ojalá con cada paso, los ecos de ese espacio audiovisual encontraran mejor asidero para acercarnos a las voces que necesitan las mujeres de hoy.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Bastan ecos de mujer?

  1. Pingback: La Habana no es un juego de Playstation | Poesía de Isla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s