Una gata… ¿madre adoptiva de perritos?

Por Abdiel Bermúdez Bdez

Hijos de gata... no siempre maúllan

La naturaleza es pródiga en sucesos insospechados, y los animales son capaces de demostrar que el instinto maternal no es solo cosa de mujeres. Si usted lo duda, mire la foto que acompaña este trabajo periodístico, y verá a una gata amamantando a… ¡tres perritos!

La noticia recorrió de punta a cabo el poblado de San Germán, en el municipio holguinero de Urbano Noris, y una y otra vez Deisy Almarales y Raúl Triguero tuvieron que explicarles a los vecinos la misma historia:

Ese gato siamés que usted ve encima del frío, remolón como ninguno, es el responsable de la muerte de los gaticos de esta minina linda que es el orgullo de la casa”.

Al parecer, en un momento de descuido de la madre, “Leo” mató a los tres pequeños. “Fue todo muy triste –cuenta Deisy, la dueña–, porque ella lloraba mucho por las noches. Extrañaba muchos a sus hijitos”.

Pero al día siguiente supieron que cuatro perritos habían sido encontrados en la calle, sin identificación ni asomo de compañía.

Fui a buscarlos –dice Raúl– y un amigo se quedó con uno, así que yo tuve que hacerme cargo de los otros tres. Cuando llegué a la casa los atendimos rápido, los alimentamos, y para sorpresa nuestra, los tres se agarraron de las mamas de la gata, y esta los adoptó como suyos”.

El porqué de esta decisión felina es algo difícil de entender. La adopción es bastante común en el reino animal y a veces solo hace falta encontrar al humano que la ampare. Eso fue justamente lo que sucedió en la casa de Deisy y Raúl, donde, sin duda alguna, mandan los animales.

Nosotros tenemos más de seis gatos en casa, y una perra, y también criamos aves de corral, porque siempre nos ha gustado hacerlo”.

Tras la visita supimos que los tres perritos habían sido entregados a nuevas familias, y que Deisy y Raúl se mantenían en contacto con estas.

Tuvimos que dejarlos ir, porque era demasiado para nosotros tener tantos animales en casa. Aun así, sabemos que gozan de buena salud, y eso nos alegra muchísimo”, cuentan los dos con aires de melancolía. La gata, en los brazos de Deisy, no quiere presenciar la conversación y escapa de un salto.

¿Usted la ve ahora así…? Ya está bien, pero cuando los perritos se fueron, lloraba que daba lástima, y se escondía en su palangana y no quería comer. A ella le gustaba darles de mamar, y no le importaba que la mordieran ni juguetearan todo el tiempo. Era… su mamá”. Y después de estas palabras de Deisy ya no quedan dudas: el instinto maternal de los animales es mucho más poderoso que el supuesto odio ancestral entre perros y gatos.

Anuncios

Un pensamiento en “Una gata… ¿madre adoptiva de perritos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s