La lluvia y las letras

Por Liudmila Peña Herrera

Me gustan los días nublados porque me parece como si la Isla se tornara mundo y el calor caribeño que distingue a Cuba se esfumara como en un golpe de magia.

Adoro los días de lluvia porque siempre me recuerdan los años de mi infancia, cuando los goterones caían afuera y yo miraba por la ventana abierta de mis sueños cómo cielo y tierra se perdían más allá de la puerta.

Estos días me inspiran a tomarme una taza caliente de té con leche, mientras escucho la voz apasionada de Raúl Paz con su “sólo tú y yo sabemos lo que nos pasó”. Entonces, mi vecino llega al éxtasis con el reguetón que inunda todo el barrio y yo escribo, como nunca, a mano, mientras la computadora permanece apagada, porque otra vez soy una niña que disfruta el olor de la tierra mojada y la magia de las letras.

Anuncios

2 pensamientos en “La lluvia y las letras

  1. qué bello!!
    por cierto, también gusto de los días nublados..pero en esta semana ha llovido demasiano, ¿no crees? 🙂
    Los días lluviosos son buenos mpara el café, el té, la peli, un libro, pero uf! esta semana no he podido ni lavar mi ropa!! 😦

    • No poder lavar la ropa no es tan malo 🙂 Míralo por la parte positiva, eh? jajajajajaja a veces son nostálgicos esos días, pero si nos armamos con una buena peli, una punta afinada, un papel en blanco y nos disponemos a vivir, de seguro será un día bellísimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s