¿Verdades que matan o mentiras que salvan?

Por Liudmila Peña Herrera

¿Mentiría? Si me viese en peligro de perderlo todo, de ganarme una cachetada, de olvidarme de sus besos o entregarme a la muerte, ¿mentiría?

Si me amenazacen, la boca amordazada, las manos sin dedos, ni teclados, ni adioses… Si la más mínima realidad ficcionada pudiese salvarme, ¿mentiría?

No niego que mis demonios secretean, perversos seres invisibles, mentirillas piadosas o bromas fugaces sin color de realidad. Jamás habré de decir que no he mentido. Quisiera tener un detector minúsculo de mentiras, para atrapar las propias y las ajenas. Sobre todo las grandes, y a veces también las piadosas. Que la piedad no nace de cualquier simple acción de inventar o trastocar realidades.

Odio mentir, aunque me odien por no hacerlo. Porque detesto ver rostros mentirosos exigir verdades con el peso de monstruosas mentiras ensuciarles la conciencia.

“No”. Esta es mi verdad. Que escojan como quieran su camino, pero yo lo pierdo todo, aguanto la cachetada, me aferro a su recuerdo y hasta muero. Dejo pasar la mentira como el arroyo que ensucia el pasto verde que alguna vez brilló, con el color de la esperanza cuando el sol nacía como magia del alba.

Anuncios

4 pensamientos en “¿Verdades que matan o mentiras que salvan?

  1. Como Dice una cancion por ahi…:” Una mentira que te haga feliz, vale mas que una verdad que te amarge la vida…” No, yo tampoco estoy de acuerdo!
    Pero me intriga mucho saber que hacer, que es lo correcto cuando los secretos y esos demonios que mencionas vos, no nos pertenecen…. los vivi de cerca… y aun no se que es lo correcto. Si solo fuera aguantar la cachetada….. es mucho mas que eso a veces…. Besitos, hermosa!
    Se feliz!

    • Si no nos pertenecen, ya es otra cosa. A veces, lo mejor es no saber los misterios de los otros, porque no tenemos derecho de declararlos a viva voz. En cuanto a nuestras verdades, ya sabes… he dicho la verdad, jejeje.
      Gracias, Ani, por leer y compartir tus sentimientos.
      Mil besos.

  2. Waooo… Por eso amiga, por eso mismo te quiero tanto, porque cuando me miras a los ojos no simulas lo que sientes, ni lo que piensas, aunque a veces digas cosas duras, pero reales. Al menos a mí, por favor, nunca me mientas, tampoco yo creo que “una mentira que te haga feliz, vale mas que una verdad que te amarge la vida…” Besitos sin tamaño.

    • Yay: Yo sé que igual tú eres así, nada de mentirosilla. La verdad duele y, a veces, también por el tono y las palabras duele mucho más. Pero es un millar de veces mejor que esconder las mentiras detrás de gafas empañadas. Gracias. Un beso grande 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s