Fumar de un cigarro ajeno

Foto: Elder Leyva

Foto: Elder Leyva

Por Liudmila Peña Herrera

Tengo que confesarlo: odio el humo del cigarro. Es tanta la repulsión que siento por el humo, por su olor… que puedo declararme oficialmente alérgica a los fumadores. Es una aversión que adquirí desde niña, cuando debía soportar el humo del cigarro de mi abuela mientras veíamos la novela. Ella lo disfrutaba: se le notaba en el rostro repleto de placer; pero nosotros nos tragábamos aquellos químicos como si hubiésemos estado pegados a su mismo pitillo.

Apágalo, apágalo: me da falta de aire”, decía yo sin saber cómo era la sensación del asmático. Aún no sé la verdadera razón; pero, por suerte, tiempo después mi abuela dejó el vicio y además de ahorrarnos las molestias familiares, le ahorró unos cuantos pesos a la jubilación de mi abuelo.

Ahora me pongo a pensar en que lo único mágico que le encuentro al humo del cigarro son las piruetas que se dibujan en el aire, como si alguien travieso convirtiera lo dañino en espectacular. Ah, pero esa es apenas una vaga idea que atraviesa mi cabeza. 

Yo, lo confieso, jamás he probado un cigarrillo entre mis labios, circunstancia que ni me apena ni me causa curiosidad por el axioma aquel de que lo desconocido siempre despierta interés, o por la idea loca que han dejado en algunas muchachas de varias generaciones las películas norteamericanas que hacían parecer más sexys a las rubias de labios rojos y largos pitillos entre los dedos.

Aunque, si para todas se cumpliera esta explicación, no habría mujeres fumando a escondidas en los balcones o tras las puertas de sus propios hogares, para que el marido no viera cómo echan humo por la boca o la nariz. En fin, no todo es tan fácil de entender en materia de adicciones. Ojalá no solo se escondiesen del esposo, sino también de los más pequeños de casa, para que no aprendan un hábito que les dará más perjuicios que placer, aunque digan que es muy grande el placer.

Para mí, el hábito de fumar en un espacio público, que claro, no es lo mismo que hacerlo donde a solo usted concierna, es grosero y de mal gusto. Eso, sin contar las marcas en los dientes o el olor insoportable del que son portadores los fumadores. Por favor, detesto cuando me besa –en la mejilla, claro- uno de esos cigarrillos andantes.

Por eso, respeto los espacios ajenos para que el mío sea respetado. Intento mostrarles a mis parientes adolescentes más cercanos de sus perjuicios y peligros y defiendo a todo pulmón mi derecho a respirar el aire puro porque cada quien es responsable por sus hábitos y adicciones, pero no ha nacido con la facultad de decidir por los demás.

 

Anuncios

4 pensamientos en “Fumar de un cigarro ajeno

  1. Es raro, porque yo fumo de vez en cuando, pero tampoco me gusta el humo del cigarro. Por educación, respeto, o consideración (llámese como se llame) trato siempre de mantenerme alejada de las personas cuando lo hago… es simplemente cortesía.
    Y delante de ningún niño enciendo un cigarro. Comparto la idesa general del post… opino que el disfrute personal no se tiene que convertir en molestia general.

    • Gracias, Mar, por comentario tan sincero. Ojalá todos los que fuman fuesen como tú, así este post no tendría razón de existir y seríamos más educados y sensibles para con los demás. Un abrazo, desde este espacio de Isla.

  2. Hola a todos… soy un cienfueguero nacido en Sagua de Tanamo y criado en el centro de la isla. Encuentro refrescante todo lo que se escribe acá y espero seguir leyendo.
    Un saludo desde Cienfuegos.

  3. El humo del cigarrillo es la porquería más grande que existe. Los que fuman son los más cobardes del mundo, ya que les importa un pepino que los que no fumamos tengamos que chuparnos dicho humo. Y son tan maricones que tienen que depender de esa mierda para vivir. Y encima se ofenden y salen con que sus derechos de fumadores son vulnerados. Que imbéciles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s