Pico Cristal: Un monumento natural de Cuba

Fotos: Tomadas de Internet

Por Liudmila Peña Herrera

Para muchos, Pico Cristal es solo el punto más elevado de la provincia de Holguín (mil 231 metros sobre el nivel del mar), pero quien conoce de historia y de los misterios y anécdotas que puede atesorar un lugar como aquel, rodeado del verde que calma y endulza la mirada, sabrá que fue uno de los sitios importantes donde encontraron abrigo los negros cimarrones para establecer sus Palenques durante la época colonial.

En la huida del atropello y el abuso de los colonizadores, aquella raza de hombres trabajadores encontró al monte abriéndole los brazos. Dicen que todavía hay quien cuenta leyendas acerca de Maluala, un palenque que estuvo situado en La Zanja, El Cabonico.

Aquellos eran los bosques vírgenes e intrincados de la época colonial; pero muchos años después, cuando la Revolución pujaba por nacer, aquellos mismos parajes fueron cómplices y salvaguardas de los miembros de la columna 19 “Pepito Tey”, del II Frente Oriental “Frank País”, comandada por Raúl Castro.

El sitio tiene historia y también muchos valores naturales, no hay quien lo dude. A tal punto, que el 12 de abril de 1930 fue declarado como el Primer Parque Nacional de Cuba por medio del Decreto presidencial 487, debido a su importancia como reserva forestal, el valor de las maderas y el grado de conservación de los bosques de sus pinares. 

En la actualidad, aquellos parajes alberga un alto endemismo de flora, representada por más de 325 especies cubanas, de las cuales 47 son estrictas del sitio y se conocen diez tipos de formaciones vegetales, entre las que sobresalen bosques montanos y pinares. Sigue leyendo

¿Reutilizamos en Holguín los aceites usados?

Foto: Tomada de Internet

Por Liudmila Peña Herrera
Nuestro país ha sido un recuperador de todo lo recuperable por excelencia. Se dice que lo que el cubano no sea capaz de recuperar, no lo logra nadie. La razón es bastante simple: además de la creatividad que nos caracteriza, desde el triunfo revolucionario de 1959 nos vimos afectados por el bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos.
Sin embargo, en el caso específico de la recuperación de los aceites usados, se conjuga la necesidad de reutilizarlos para ahorrar divisas al país, pero también evitar que estos vayan a parar directamente al ambiente.
De hecho, todos los aceites son considerados potencialmente peligrosos para el medio ambiente, gracias a su persistencia y habilidad para esparcirse en grandes áreas de suelo y agua, pues forman una capa que impide el ingreso de oxígeno al medio. Esto puede provocar una importante degradación de la calidad del ambiente.
Los aceites usados poseen doble peligrosidad, pues contienen el riesgo adicional de liberar contaminantes tóxicos como los metales pesados (plomo, cadmio, cromo, arsénico y zinc). Por tanto, si ocurre un vertimiento de los mismos, puede contaminar el suelo, el agua subterránea y los cursos de aguas.

Así, durante 2011, Holguín recuperó 416 toneladas (T) de aceites usados, con lo cual ganó el reconocimiento de ser la provincia más destacada a nivel nacional en esa importante actividad. Entre los organismos que determinaron estos resultados destacan: Ministerio de la Industria Básica (283 T), Ministerio del Transporte (25 T) y Ministerio de la Industria Sideromecánica (19 T). Sigue leyendo

¿MALDITAS MATEMÁTICAS?

Foto: Edgar Batista

La ciencia cubana recibe su día, este 15 de enero, con avances en disímiles esferas de la vida. Por eso Poesía de Isla ha querido honrar a nuestros científicos a través de la entrevista a un destacado investigador que ha merecido distinciones en Cuba y el extranjero, entre ellas, el premio que otorga la Academia de Ciencias del Tercer Mundo Sigue leyendo

Una ciencia para la paz y el desarrollo

Minientrada

Tomada de Internet

Por Abdiel Bermúdez Bdez

Cada 10 de noviembre, el mundo celebra el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo, desde su aprobación por la Conferencia General de la UNESCO en su Resolución 31C/20, en 2001.
De acuerdo con una compilación de Leonardo Nieves Cruz, especialista de la delegación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en Holguín, es este un evento anual celebrado en todo el mundo para recordar el compromiso asumido en la Conferencia Mundial sobre la Ciencia, que se celebró en Budapest en 1999, bajo el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Consejo Internacional de Uniones Científicas (CIUC).
El propósito del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo estriba en renovar el compromiso, tanto nacional como internacional, en pro de la utilización responsable de la ciencia en beneficio de las sociedades y en particular, para la erradicación de la pobreza y en pro de la seguridad humana. Asimismo, pretende lograr una mayor conciencia en el público de la importancia del conocimiento científico, en función de acortar la brecha existente entre ciencia y sociedad, apunta Nieves Cruz.
El lema para el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo en 2011 es «Rumbo a sociedades ecológicas: equidad, inclusión, participación». La solución de los nuevos problemas inherentes a las sociedades ecológicas –que han de ser sociedades del conocimiento–, así como su enfrentamiento de manera innovadora, forman parte de los roles que ha de cumplir la ciencia en el escenario global actual, en el que el cambio climático, la crisis medioambiental, la desigualdad social y la guerra marcan, lamentablemente, el rumbo de los días.

CIBOH: laboratorios de vida

Por Liudmila Peña Herrera

Fotos: Javier Mola

Entre una y otra pirueta, el avión-cuchara se desliza por los pasadizos difíciles de la boca de Karla. Tiene apenas dos años y no lo entiende todo, pero distingue entre un caramelo y un medicamento. Por eso el abuelo la embulla con la historia del “avioncito” para que cada día la niña se tome la porción de ese suplemento dietético del que todos en Holguín comentan por su riqueza en vitaminas y proteínas.

Y aunque a Karla le parece que el abuelo tiene todas las respuestas, lo cierto es que por mucho que haya caminado por la avenida Los Álamos, este señor no sabe que detrás del cartel de letras azules con la inscripción “CIBOH” se esconde toda una historia de entrega y sacrificio gracias a lo cual la pequeña dispone, cada día, de la cucharada de Trofin Vital. Sigue leyendo