Un trovador con el corazón insobornable

Cabrejas pk

A punto de celebrar 60 años de vida y cuatro décadas de carrera artística como trovador, el holguinero Fernando Cabrejas no desmaya en la búsqueda de una canción donde coexistan lo poético y la denuncia social. 

Liudmila Peña Herrera

Aunque él mismo se haya autodefinido en una de sus canciones como «un testarudo, un tipo torpe, algo bohemio, medio loco, que siempre está fuera de foco», el trovador holguinero Fernando Cabrejas es mucho más.

Según su coterráneo, el escritor José Luis Serrano, es «un autor imprescindible en cualquier antología de la canción cubana, por más exigente que esta sea. Dueño de un repertorio extenso y sólido es, sin embargo, el trovador menos conocido de su generación». Sigue leyendo

LIUBA MARÍA HEVIA: EMBAJADORA DE LA FELICIDAD

Liuba 4. Foto Abdiel Bdez

Foto: Abdiel Bermúdez

Por Liudmila Peña Herrera

Verla cantar así, bajo el brillo místico de la luna en el holguinero Callejón de los Milagros; escucharla entonar los mismos temas con los que hemos crecido o nos hemos enamorado; temer que explote el pecho de emoción cuando nos miramos en los ojos húmedos de la eterna nieta artista cantándole al abuelo que pintó su infancia con un «verdor aceituna»… Escucharla sin «maquillajes» de estudio, sino a guitarra limpia, es como respirar aire puro. Sigue leyendo

LIGEROS DE EQUIPAJE

maxresdefault

Esta imagen, muchas veces, es la ilusión de quienes  ven partir a sus hijos y nietos a otras tierras detrás de otros empeños y oportunidades económicas. Foto: Tomada de Internet.

Por Liudmila Peña Herrera

Se van. Agitan la mano, dicen adiós y hasta sonríen. Todo es parte de un papel que se han impuesto interpretar para que no quede un mal sabor de despedida.

Han dicho adiós en unas cuantas ocasiones: antes de irse a la escuela al campo, de vacaciones a una provincia lejana, a la beca preuniversitaria, a la universidad, a la luna de miel… Pero este sabe a silenciosas lágrimas detrás del teléfono, a ausencias en las fotos de fin de año; se siente (al menos en uno de los dos bandos que agitan los brazos) como un desasosiego difícil de soportar. Son despedidas entre dos o más generaciones. Sigue leyendo

MUNDO DE PLASTILINA

Por Liudmila Peña Herrera

A veces, cuando me desentiendo de mis otros deberes como mamá, vuelvo a ser la chiquilla que algún día fui, o, incluso, la que nunca llegué a ser. Alex me transforma y hace magia con mis manos, con mis pensamientos, con su amor…
De niña, jamás pude inventar un mundo así, donde la imaginación y la realidad fuesen tan de la mano, que resultase difícil separarlas. Sigue leyendo

LA FELICIDAD ES UN PÁJARO ASUSTADIZO

list_640px

Por Liudmila Peña Herrera

La felicidad se ha posado en una rama muy alta y yo soy demasiado torpe para ir a buscarla sola. Dicen que necesito un par de alas, unos sueños enormes o un tirapiedras para bajarla a pedradas. Sigue leyendo

“ADORNARLE” LOS ROSTROS A CUBA

Alex y Martí

Por Liudmila Peña Herrera

La Bandera estaba allí, con los tres colores que ya Alex se sabe de memoria. Y había otros “rostros” conocidos para él: la estrella, Martí, el machete… Sigue leyendo

CUBA O EL COCODRILO VERDE

mapa_cuba

Por Liudmila Peña Herrera

Hace poco, en medio de una fiesta de chicos, un psiquiatra infantil amigo nuestro nos explicaba que todavía faltan varios años para que Alex, nuestro hijo de dos años, comience a desarrollar lo que ellos llaman “preconceptos”, ideas medio verdaderas medio engañosas de la realidad que les circunda. También nos dijo que hay una zona abstracta a la que los adultos, por muy apegados a la niñez que seamos, nunca podremos invadir.

Pero esa misma noche, frente a la televisión donde daban el parte del tiempo, Alex gritó: “Mira, un cocodrilo”. Y señaló el mapa físico que presentaba la meteoróloga. Yo sonreí y pensé en sacarlo del error (para nuestra mente adulta) diciendo: “No, pipo, esa es Cuba”. Pero recordé que Cuba, para él, es la bandera tricolor que ondea en su círculo infantil o en cada asta que él persigue por todo Holguín, cada vez que lo sacamos a pasear. Sigue leyendo

REMEDIOS CONTRA EL OLVIDO

Sarita

Texto y Foto: Liudmila Peña Herrera

Todo el mundo la llama Sarita Remedios, y aunque no es famosa por ningún medicamento alternativo en contra de padecimiento alguno; en Nicaro la gente la busca cuando se trata del Che y de «la Fábrica».

Debe ser por esa manía suya de guardar, de archivar, de atesorarlo todo. Quizá sea debido a esa pasión que la hace secarse las lágrimas de emoción cada vez que cuenta cómo el Guerrillero le acarició la barbilla, casi por azar, y le regaló el piropo que más le ha gustado en su vida: «¡Qué niña más linda esta!» Sigue leyendo