GIBARA EN EL MONCADA

Armelio Ferraz Pellicer

Por Liudmila Peña Herrera

Santiago de Cuba, 26 de julio de 1953. Domingo. Tocan a la puerta. Preguntan. No es aquella la casa. Siguen. Con un poco de suerte la encuentran. Abre la prima Teresa medio somnolienta aún y los hace entrar.

A lo lejos se habían escuchado fuegos artificiales. ¿O serían disparos? A poca gente se le ocurre: lo más natural es que en medio de carnavales haya colores explotando en el aire, no “soldados que se fajen en el Moncada”. Dos de los Ferraz Pellicer explican a la prima algunas cuestiones; no todas, claro. Ella teme y no los deja salir a la calle.

Alejandro Ferraz Pellicer

Atrás ha quedado Alejandro, el menor de los tres de esa familia gibareña que se enroló en las acciones. Los otros ven cómo cae el hermano bajo el fuego de la ametralladora enemiga, pero la orden es retroceder y después de varias escaramuzas logran escapar. La prima llora. Santiago hierve.

Mientras, Alejandro, quien simplemente se había arrojado del carro cuando presintió los disparos, ya se aleja del cuartel; sano, mas no salvo aún. Mientras camina por la calle Garzón va quitándose poco a poco el uniforme del cuerpo de militares batistianos y lo va arrojando a donde puede. Suerte que aquel le había quedado grande y la sugerencia de una de las compañeras de acción casi le salvaba la vida: “Déjate ropa por debajo para que te ajuste mejor”, le había dicho. Sigue leyendo

Los ojos de Abel

por José Aurelio Paz (Tomado del periódico Invasor) 

Foto: Ismael Francisco

Como un engranaje que solo el corazón puede mover, el pueblo, que es la gente que habita sus casas, salió a la calle en un silencio solemne al que le colgaban el orgullo y la alegría. Iban a un mismo punto, como bichitos de luz, a quemarse las alas con la luminosidad del último triunfo y el primer reto del mañana.

Así, fue engordando de júbilo la Plaza de la Revolución Mayor General Máximo Gómez Báez desde el alba. Así se fue tiñendo de un color irrepetible porque la pinta el alma. Era el frenesí de una Isla que latía, allí, desde la magnitud de la nueva Cuba que ya estamos soñando con las manos firmes sobre la herramienta. Leer más

Holguín: alegría de un pueblo en 26

Repercusión del acto central por el 26 de Julio en Holguín

por Liudmila Peña Herrera

Esta mañana, Holguín, como toda Cuba, amaneció trasnochada. En numerosos barrios de la ciudad los holguineros celebraron desde las últimas horas del 25 de julio, la llegada del Día de la Rebeldía Nacional. Sigue leyendo

En Ciego de Ávila no habrá descanso

por Liudmila Peña Herrera

Foto: Ismael Francisco

“En Ciego de Ávila no habrá descanso”, aseguró Jorge Luis Tapia, primer secretario del Comité Provincial de Partido en Ciego de Ávila, compromiso que se ha hecho patente en el trabajo de los avileños durante el año precedente y los momentos actuales. Sigue leyendo

26 de Julio: compromiso con la historia

por Liudmila Peña Herrera

Foto: Ismael Francisco

“Cumplimos el grato deber de transmitirles la felicitación de Raúl y de todo nuestro pueblo a los obreros, campesinos, combatientes, estudiante, amas de casa, jubilados, a todos los avileños protagonistas de los avances obtenidos”, dijo José Ramón Machado Ventura, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros en el acto central por el 26 de Julio en Ciego de Ávila. Sigue leyendo

26 de Julio: homenaje y reafirmación revolucionaria

por Liudmila Peña Herrera

Foto: Ismael Francisco

Al pueblo le hablamos claro: puede tener la seguridad de que vamos sin prisa pero sin pausa, se trabaja sistemáticamente, porque no estamos poniendo parches ni improvisando, sino buscando soluciones a viejos problemas, muy atentos a la opinión de la gente, listos para adoptar cambios sobre la marcha, afirmó José Ramón Machado Ventura, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros en el discurso central por el 26 de Julio en Ciego de Ávila, ante más de 60 mil avileños. Sigue leyendo