Los débiles hilos de la vida

Foto: Tomada de Internet

Para H, amiga eterna

Por Liudmila Peña Herrera

Está acostada, casi sin fuerzas. Me confundo inventando alguna frase feliz y ella se esfuerza por sonreír. Respiro y digo algún chiste o alguna anécdota. La voy diciendo despacio y muy bajito. No quiero que entienda mi tristeza, no quiero que sepa que pretendo tomar su mano fuertemente para aguantarla al presente, para que no se vaya. Pero temo. La veo tan débil, tan tranquila, que presiento que cualquier roce podría lastimarla.

Después descubro que no, que soporta el beso en la frente del esposo y las sacudidas tenues de la hija que la despierta a ratos. No quiere comer. No puede. Y nosotros no podemos entenderlo. La miro y la impotencia me nubla los ojos. ¿Qué fino hilo nos sostiene a la vida? ¿Cómo aprovecharla segundo a segundo antes de que nos llegue el fin? Sigue leyendo

Lejanía

Foto: Tomada de Internet

Por Liudmila Peña Herrera

Hay una amiga lejos, muy lejos. Nos separan océanos, kilómetros de abrazos. Antes solíamos contarnos los secretos más recónditos, esos que a veces ni en el silencio más rotundo de nuestro interior nos atrevíamos a confesarle a la almohada.

Pero ahora ella está lejos y no confiamos demasiado en la Red de Redes para tejer los misterios de antaño. Ahora, la palabra lejanía se torna más inmensa que el mar, creo que hasta más grande que sus sueños. A veces cree desfallecer, cuando el olor de esta Isla le ronda los sueños y la caricia más leve del amor que dejó a su espera le atormenta la esperanza.

Piensa en Dios y le pide fuerzas, porque jamás ha estado tan lejos, jamás ha necesitado tanto. Y yo pienso en ella, en cómo poner mis palabras en sus manos, para que construya el puente más enorme que se haya visto y venga en las noches despacito, despacito, a llenarse los pulmones de Cuba y regrese después, como en un sueño, a cumplir la misión que ella sabe, que ve todos los días, en la cual confían todos sus seres queridos, porque es la más inmensa y solidaria que se haya imaginado nunca.