Cómo escribirle un post a Chávez

tomada de Internet

Por Liudmila Peña Herrera

¿Cómo ponerle nuestras manos a su diestra para que sepa de nuestros desvelos? ¿Cómo hacerle llegar las alegrías por el rostro firme y la voz inquebrantable? ¿Cómo saludarle, Comandante, para que escuche nuestra voz amiga, voz de maestros, campesinos, costureras; voz de estudiantes, de hombres y mujeres sencillos, amantes de la justicia cotididana, soldados de las mejores luchas de la humanidad?

¿Cómo hacerle partícipe de tantos rezos en su nombre, de las conversaciones de amigos, donde se le menciona con tanta familiaridad como a un vecino más, cómo describir nuestra alegría por su pueblo amoroso y fiel?

Cómo celebrar su fuerza de vida, si no como sabemos. Anoche nuestros músicos cantaron. Mi voz no sabe de melodías: un pequeño post es mi homenaje.

Hijos de Venezuela va por el cambio

 

Foto: Tomada de Internet


Por Liudmila Peña Herrera

Tocan a las puertas, casa por casa. Quieren tomar a la pobreza por las solapas y lanzarla a la calle, en pos de ir expulsándola poco a poco de la nación. Son hombres y mujeres nacidos del mismo tronco de pueblo ávido de fraternidad y buenas soluciones para sus males de antaño.

Ha llegado la Gran Misión Hijos de Venezuela a los mismos sitios donde no hace mucho se enseñoreaba la desdicha de un amanecer sin esperanza. Otra vez ha llegado el alba de la solidaridad y la inclusión para quienes creyeron rotos los sueños.

He escuchado la noticia a través de la televisión de mi país y no puedo dominar las ganas de escribir, de reproducir la idea y participar a mi manera. Porque es como si otra vez Venezuela se levantara sobre sus propios cimientos e intentara arrancar, con mágico poder, las raíces de la pobreza extrema. Sigue leyendo