Más que un acto de defensa

Por Abdiel Bermúdez Bdez

Fotos: Liudmila

No sabe si sentarse o permanecer de pie; si mirar al tribunal, a algún amigo en el público, o al punto negro que descubrió en la pared. A la madre ¡ni pensarlo!, bien poco ayudan sus manos temblorosas y esa sonrisa de preocupación infinita que no sabe disimular.

Aún no decide si guiarse por el show de Power Point en la computadora, o por las tarjetas ordenadas con sumo cuidado la noche anterior, en la que apenas pegó un ojo, después de ensayar cada tramo del discurso, preguntas virtuales y posibles respuestas. Sigue leyendo