Batalla cubana contra los demonios

En 1961, justo en medio del mes de las flores, el imperialismo norteamericano atacó la germinación de un sistema gracias al cual el pueblo disfrutaba, por vez primera, de los derechos que por tantos años le habían usurpado

Por Liudmila Peña Herrera

Fotos: Edgar Batista

¡Que no se escape un solo tiro!”, había sido la orden.

La costa se vestía de campaña, aunque el “diente perro” mordiera los nervios de los soldados y las olas se abalanzaran contra los arrecifes. El mar, como “Kiko”, permanecía intranquilo. A lo lejos, el agua no era más que un monstruo indefinido que dejaba ver, cada cierto tiempo, algún movimiento luminoso.

Ahí vienen los barcos, pensábamos; pero no pasaba nada”, rememora Luis Enrique Aguilera Calzadilla (“Kiko”), miembro del Segundo Pelotón de la Cuarta Compañía, perteneciente al Batallón 231, de Playa Girón. Sigue leyendo