Astucias de un caminante

Fotos: Tomadas de Cubadebate

Fotos: Tomadas de Cubadebate

Por Liudmila Peña Herrera

No, no, no, yo ahí no me subo. Hace tiempo que no monto guagua ni camioneta por gusto”, me dijo con la más completa tranquilidad aun cuando la hora apremiaba. “Pero…”, intento insistirle. “Ya te dije que no. A mí me sube la presión y yo no puedo alterarme”.

Me ocurrió hace unos añitos en la “caliente” ciudad de Santiago de Cuba. El muchacho caminaba todos los días a donde tuviera que ir, y lo hacía bien rápido: “así hasta fortalezco el corazón”, justificaba.

En aquel momento lo entendí como obstinación o capricho de alguien que quería pasar por diferente. Pero ahora, cada vez que el reloj apremia y la parada llena de gente me dice: “la guagua no va a aparecer, y si aparece, o empujas o te quedas”, empiezo a sentirme obstinada y caprichosa. Sigue leyendo

Gato viajero

Imagen

Foto: Liudmila Peña

Por Liudmila Peña Herrera

La gritería de los niños le sacó del éxtasis. Mientras los curiosos comenzaban a arremolinarse alrededor de la guagua, pidiendo desesperadamente: “que alguien lo baje, que se va a matar”, “súbete niño, súbete”, “¡pare chofer, que se tira!”; el gatito hizo un mohín de hastío, miró a los revoltosos, les guiñó uno de sus ojillos verdes y… continuó viaje.

¡Quién dice que hay que cobrarle a un gato cuando decide escapar y conocer el mundo!