VOLVER…

Foto: Tomada de Cubahora

Por Liudmila Peña Herrera

Me pregunto cuánto de extraño, de difícil y de hermoso ha de ser volver. Ver tu propia sombra reflejada en la misma tierra de la que una vez, hace años (y parecen milenios) te despediste; descubrir que ya no pasas desapercibido para nadie, que todos te siguen con los ojos y alguien se seca una lágrima. Quizá la realidad supere esa película de suspense en la que una vez te introdujiste.

Partir es duro, sobre todo cuando uno no sabe a ciencia cierta cuál será el día del retorno, ni en qué extraños vericuetos del destino te encontrará el futuro. Pero volver, después de tantos años de lejanías y nostalgias, de soledades compartidas y de una vida extraña -mitad propia y mitad imaginada-; añorando el amor y el despertar en casa… volver debe ser terriblemente hermoso. Sigue leyendo