Matojo y la educación familiar

Por Liudmila Pena Herrera

No le hagas caso a lo que dice esa vieja”, le dice el padre y le premia con dos palmadas en el hombro, con la plena convicción de que el hijo no es tan fiero como lo pinta la profesora. “Exageraciones de quien no tiene problemas de los que ocuparse”, piensa y da por resuelto el problemilla, sin valorar la posibilidad de llamarla por teléfono o llegarse hasta la escuela. Y pasa el tiempo y pasa sin que el padre sepa si de verdad la “profe” es tan vieja, si tiene razones para tantas quejas o su hijo es un verdadero “santito”.

Bah, yo no hago caso a lo que dice esa vieja”, repite este Matojo adolescente de carne y hueso, mientras se saca la camisa por fuera, se baja el pantalón, exhibe los calzoncillos y entre un desmán y otro se va achicando en medio del aula, entre el resto de sus compañeros que miran la pizarra. Sigue leyendo

El tiempo atrás…

Más o menos así era yo. Pero esta niña es más hermosa, aunque se me parece, eh?

Más o menos así era yo. Pero esta niña es más hermosa, aunque se me parece, eh?

Por Liudmila Peña Herrera

De pequeña quería ser maestra, cuidadora de círculo infantil, escritora, defensora del medio ambiente, ajedrecista, cocinera… Nunca imaginé ser periodista: no sabía lo que era.

Muchas veces jugué a las guerras con las piezas de ajedrez entre el reino negro y el blanco. De haber sabido cómo son las guerras, ni de mentiritas me hubiese inventado esos juegos de tronos.

Intenté enseñarle a mis muñecas los buenos modales a los golpes, y ellas quedaron mudas, ni sonrieron. Quise aprender capitales de países y mis compañeros de aula me castigaron con una regla en la palma de la mano cuando respondí mal (¡menudo juego!).

De pequeña lo más parecido que fui a una cocinera fue cuando inventé los cumpleaños de Rosy, con pedacitos de pan y cerezas con azúcar. Al fogón jamás me dejaron acercarme.

Y lo de ambientalista lo apliqué mucho en los pensamientos, preocupada por problemas que no podía solucionar, aunque de vez en cuando inventaba preguntas bien serias para que el profesor de Geografía se hiciese el listo respondiéndome y no nos dejara tareas.

¡Antes todo parecía tan simple! Y ahora, muchas veces, tan solo quisiera volver a ser pequeña.

¿MALDITAS MATEMÁTICAS?

Foto: Edgar Batista

La ciencia cubana recibe su día, este 15 de enero, con avances en disímiles esferas de la vida. Por eso Poesía de Isla ha querido honrar a nuestros científicos a través de la entrevista a un destacado investigador que ha merecido distinciones en Cuba y el extranjero, entre ellas, el premio que otorga la Academia de Ciencias del Tercer Mundo Sigue leyendo

La Higuera del Santo Che

Cada año, cientos de personas de diferentes nacionalidades, posturas políticas o creencias religiosas visitan La Higuera, el lugar donde el Che se convirtió en símbolo universal de lucha por las causas justas. Eddy de la Pera, camarógrafo de la prensa holguinera, anduvo de visita por aquellos parajes bolivianos y hoy cuenta su experiencia…

Por Liudmila Peña y Abdiel Bermúdez

Tomada de Internet

A dos mil160 metros sobre el nivel del mar, la luz de las fogatas se eleva por encima de los hombres, desafiando la oscuridad y el frío inclemente de la noche en la Higuera. Hay cientos de personas acampadas en carpitas móviles frente a la pequeña escuela donde hace más de cuatro décadas la historia se transformó en leyenda. Sigue leyendo

La firma de Fidel

Por Liudmila Peña Herrera

“Mañana soy yo quien va a conversar con Fidel”, le aseguró Esther a Mayelín, su compañera de trabajo. Fotos: Abdiel Bermúdez

Durante las pocas horas que durmió antes de la mañana en que el máximo líder de la Revolución visitaría la escuela primaria 6 de agosto, de Birán, la maestra soñó que conversaba con el Comandante.

“Cuando llegó Fidel, yo estaba impartiendo clases en el aula de 5to B. Todo permanecía normal, como si no pasara nada. Entonces entró él, saludando a todos con una sonrisa. En silencio, miró la pizarra detenidamente y preguntó: ‘¿Usted fue quien escribió eso?’” Sigue leyendo