HUMOR EN CLAVE DE DOS

Fotos: Reynaldo Cruz

Fotos: Reynaldo Cruz

Con 19 años de creado, el dúo humorístico holguinero Caricare, integrado por Mireya Abreu y Onelio Escalona, sumó este año dos premios y una mención a su currículum en el Festival Nacional del Humor Aquelarre 2014.

Acerca del amor, el humor y otras cuestiones y contratiempos conversó esta pareja de artistas.

Por Liudmila Peña Herrera

Mireyita le observa mientras habla y sonríe. Onelio no para de contar y, por momentos, creo que será difícil lograr paridad entre sus diálogos: ella es extraordinariamente tímida y él, un “cuentero” por excelencia. Dejo fluir la conversación –a veces en broma y otras en serio–, y poco a poco brota la historia del dúo humorístico Caricare, que nació “bajo los efectos del amor”.

Mireyita era económica, pero necesitaban una actriz en el grupo Gilaya, se presentó y allí nos encontramos. Ah, pero cuando me doy cuenta, ella me estaba enamorando. Me resistí un poco, claro…”, cuenta Onelio, remarcando su acento guajiro, y deja la frase en suspenso: le interrumpen las carcajadas de la esposa. Él permanece inmutable y continúa: Sigue leyendo

¿PAPELES GRISES PARA AMAR?

En la actualidad, aunque algunas parejas no renuncian a casarse en el Palacio de los Matrimonios, notarías o Registros Civiles, en la provincia de Holguín existe una tendencia hacia la conformación de uniones consensuales, tanto en jóvenes como en personas con experiencias matrimoniales anteriores…

Por Liudmila Peña Herrera

Foto: Liudmila

Repleto de colorines, el Chevrolet descapotable avanza, llamando la atención de toda la ciudad con su claxon insistente. Encima, la muchacha sostiene el ramo de flores, mientras todo el mundo la sigue con la mirada, aun desconociendo la identidad de quien altera la apacible normalidad del tránsito urbano.
En el Palacio, ahogado por el calor y el nerviosismo, el novio aguarda por la hora de arrancarse de un tajo la corbata.
Llega la novia; empieza la ceremonia. Detrás de la joven pareja, los padres están felices, aunque gracias a la boda hayan tenido que cerrar la libreta del banco. Firmado el libro y puestos los anillos, los “tórtolos” se besan y comienza la historia.  Sigue leyendo