Los médicos cubanos son sagrados (carta abierta de blogueras y blogueros cubanos)

Hace apenas unas horas hemos conocido por amigos residentes en Venezuela, cooperantes cubanos, medios de comunicación de la isla y por la cadena multiestatal Telesur que más de una docena de Centros de Atención Médica ha sido atacada por parte de miembros de la oposición venezolana.

Como blogueros y blogueras cubanas condenamos las acciones violentas de cualquier naturaleza e instamos al pueblo venezolano a velar por la vida de nuestros médicos, cuya única labor en esa nación ha sido la de salvar  vidas en los sectores más pobres y vulnerables y devolver la salud a millones de pacientes. Sigue leyendo

AULAS ENTRE BATAS BLANCAS

UNA EXPERIENCIA EDUCATIVA EN EL HOSPITAL PEDIÁTRICO DE HOLGUÍN


(Contiene video)

Por Liudmila Peña Herrera

Fotos: Liudmila

La recién llegada pide los datos de la pequeña Imilsi. Es la maestra de las vías no formales en Velasco, a donde debe asistir próximamente la niña de 5 años. Daysi, la madre, atiende a la profesora mientras le explica los procedimientos. La picarilla hace como si escribiera su nombre, aunque todavía no sabe de letras; pero de pronto, sin esperar el permiso, interrumpe la conversación: “¿Para qué quiero una maestra si yo tengo a Liset en el hospital?”

LISET

Cada mañana, mientras el ajetreo de médicos y enfermeras se acelera en la sala de Oncohematología, en 3ro G, Liset Fernández Valerino se viste con la bata verde antiséptico que es ya uniforme de trabajo. Cargada con los besos de sus mellizos, junta ternura para aliviar a quienes sufren los síntomas de sueros citostáticos y las penas de un padecimiento que no merece ningún infante. Sigue leyendo

Reina de la bondad

Por Liudmila Peña Herrera

Niaca en su puesto de trabajo

Por aquellos tiempos, andaba una reina africana haciendo de las suyas entre los animados infantiles. El padre siempre había pensado que Arsenia de la Caridad Alea Martínez era un nombre muy largo para una niña tan pequeña. Por eso pidió a su Majestad, para la hija, la corona invisible y el extraño epíteto: Niaca. Sigue leyendo