Retrato de mujer

Fotos: Tomada de Internet

Fotos: Tomada de Internet

Por Liudmila Peña Herrera

Había nacido para amar. Aquella joven a la que una vez confundieron con una virgen caída del cielo, mientras escapaba de la tiranía por el tejado de una morada santiaguera, había nacido para amar la sencillez de la gente de su pueblo y el sacrificio de la lucha.

Pero a los 28 años esa misma muchacha no conocía los sobresaltos del amor. Fue a descubrirlos entre el fuego y la metralla, allá donde la vida y la muerte no hallan la frontera entre el presente y el futuro. No era un príncipe azul como el de las bromas de los amigos a los que servía de chaperona y quienes temían que quedara soltera. No había soñado con aquellos ojos achinados que se enternecían mientras la escuchaba. Sigue leyendo