Alas Teatro: COLORES DE UN PAÍS EN UNA PIEZA DE TEATRO

Fotos Carlos Rafael_0331

Por Liudmila Peña Herrera

Ni princesa, ni castillo de arena. Bugambil, la niña con nombre de flor, de tez tan clara como la luz del día, solo pidió un deseo al hada de verdad: que su abuela negra se convirtiera en una abuela blanca, para que dejara de sufrir a causa de los prejuicios de su maestra.

Nada tan sencillo y, a la vez, tan locuaz como este resumen del argumento de la obra “Como la noche y el día”, una versión del cuento del narrador Nelson Simón, a cargo del grupo pinareño Alas Teatro, con puesta en escena de Dorys Méndez. Sigue leyendo

Anuncios

FIDEL: “LA ESTRELLA DE MI PATRIA”

20161128_111039Liudmila Peña Herrera

Cuando le pregunto -o le preguntan- cómo era Fidel, mi hijo levanta sus brazos todo lo que sus diecisiete meses le permiten, los abre ampliamente, y me señala el pecho en busca de la silueta que le enseñé hace dos días en mi pulóver blanco. “Fidel es Cuba”, dice el atuendo y aunque mi Alex no entiende qué pasa en las calles, me enorgullece que ya sepa que hubo un hombre que nos sobrepasaba en estatura y a quien queríamos tanto -así de grande- como a mamá o a papá.

Y aunque existan millones de anécdotas y haya personalidades en todo el mundo que puedan contar sobre sus hazañas, desempolvar recuerdos y hasta mostrar imágenes con su figura, nada puede ser tan especial y sincero como las palabras de un niño.

Ellos, desde su imaginación, hacen que a uno se le ensanche el pecho de esperanza y que toda la tristeza del mundo se convierta en maravilla.

Gracias a Guillermo Pérez Pérez le vi otro rostro al Comandante. Un rostro de banderas con su eterno verde olivo. Él, que se sueña pintando en el futuro, le agradece la posibilidad de “ver ondear las banderas tranquilamente, nosotros podemos cantar nuestro Himno Nacional. Yo siempre lo recordaré porque él siempre ha estado con nosotros en los momentos malos y buenos. Él es nuestro amigo. Nunca lo vamos a olvidar”.

Fidel está en las montañas que pintó Miguel Ángel González Calzadilla y que guardan el recuerdo de faroles y cartillas; en la estrella azul resplandeciente que dibujó el “chinito” Frank Ernesto Medrano Olive, quien no sabe bien qué quiere ser cuando sea grande -quizá chofer de avión, dice después de mucho pensarlo-, pero de lo que sí está seguro es de que Fidel es “la estrella de mi Patria”.

En el recuerdo infantil de los niños que pintan en la escuela Conrado Benítez, de la ciudad de Holguín, el guerrillero de la barba copiosa era un hombre que “hacía muchos discursos”. Por eso, Lía María Font Gaínza e Isabel Jiménez Ricardo lo plasman en sus hojas de cuerpo entero, en lo alto de una tribuna, pronunciando cualquiera de aquellos históricos discursos que ya se han hecho leyenda y que un día estudiarán ellas como parte de nuestra Historia. De lo que sí estoy segura es de que ellas tienen todas las razones para soñarse estomatóloga, cantante y hasta periodista.

Por eso, entiendo por qué Alain dibujó a Fidel “contento, mirando para la ciudad porque ve que la Revolución triunfó”.

En los colores de los niños de la “Conrado Benítez” vi el futuro de mi hijo. En la inquietud traviesa de Guillermo recordé la infancia del pequeño Fidel, allá en Birán, y otra vez me repetí que hay que pedirle socorro a los niños, para que desde su bondad y transparencia, nos cambien los días tristes en luminosos.

LOS CÍRCULOS DE LA VIDA

Foto: Tomada de Internet

Por Liudmila Peña Herrera

Yo pesaba casi menos que un comino y no me preocupaban las “grandes cosas” que ahora –si me hago la tonta– me quitan el sueño. No quería ser periodista (ni sabía lo que significaba el término). Lo mío era aprenderme de memoria un panfleto larguísimo para convertirme en panelista, o más bien en la jefa de los panelistas. Había algo así como un “casting” para moderadora del panel de mi Círculo Infantil. “Nos quedamos con la que mejor se lo aprenda”, nos había dicho la maestra de Preescolar a las únicas dos candidatas, mostrándonos las hojas que nosotras no sabíamos leer. Al final, Charito lo dijo con más gracia y a mí me mandaron a hacer otro papel menos importante (quizá por eso no recuerdo cuál). Muchos años después, las dos nos convertimos en periodistas y aún no hemos ido a agradecerle a quien nos hizo nuestra primera “entrevista de trabajo”. Sigue leyendo

Donación de amor

por Liudmila Peña Herrera

Recorrieron kilómetros desde el pueblo de calles rojas repleto de historias y leyendas. Sortearon caminos abruptos, custodiando su preciosa carga. Traían la sensibilidad y el amor a flor de piel.

Son jóvenes dispuestos al chiste, pero de compromiso probado: militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas de la Empresa de Níquel René Ramos Latour, de Nicaro. Hace cinco años que impulsan en su colectivo laboral la donación de juguetes a niños de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja. Por eso, ya conocen a muchos de sus pacientes y familiares. Sigue leyendo

Alistando el nuevo curso escolar

 

Tomada de Radio Florida

Aun sin terminar el presente curso escolar, ya se realizan acciones en la provincia para superar los resultados de este año y preparar el venidero. Esos fueron los objetivos fundamentales del Seminario de esta semana en Holguín, con la presencia de Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, y la participación de directivos y profesores de las diferentes enseñanzas.

Entre los temas debatidos destacan el control económico, organización escolar y desarrollo de los centros mixtos, problemas actuales de la labor educativa, reglamento escolar, superación del personal docente y uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones en la enseñanza de los futuros profesores. Sigue leyendo