MADRUGADA PARA UNA CRÓNICA

Mi alegría mayor, el Alex que me mata y me revive todos los días.

Mi alegría mayor, el Alex que me mata y me revive todos los días.

 

Por Liudmila Peña Herrera

El partido estaba al borde de la semana treinta y ocho cuando mi pequeño futbolista decidió patear su suerte, meter el gol definitivo y salir gritándole a la vida.

No hubo demasiado tiempo para reaccionar. Apenas un impasse, que la súper-bisabuela aprovechó para “inventarse” un celular, confirmar la noticia y llegar en un santiamén a tomar las decisiones.

A las cuatro de la madrugada yo quería planchar mi ropa y el papá de estreno pretendía seguir durmiendo. Pero el dolor comenzó a crecer, y terminé acostada yo mientras él alisaba la cinta azul de mi vestido floreado. Sigue leyendo

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ: LOS GENIOS NO ENTIENDEN DE MUERTES

garcia-marquez1

Por Liudmila Peña Herrera

Vuelan cientos de mariposas amarillas. Dicen que va con ellas el Mago, el soñador de otras historias no tan lejanas ni tan ajenas. Cuentan que murió el Gabo: el novio de Mercedes, el amigo de Fidel, el periodista, el “trenzador” de palabras más maravilloso que encontré en mi adolescencia, el escritor que una vez y para siempre soñamos con ser.

Yo no sé si será cierto. Si de verdad se desvistió de personaje y dijo adiós con su sonrisa bonachona. Habrá que correr a abrir sus libros, a ver si salta de ellos, sonríe y nos dice que todo ha sido parte de una broma, que habrá Gabo para rato. Que los genios no entienden de muertes.

LOS CÍRCULOS DE LA VIDA

Foto: Tomada de Internet

Por Liudmila Peña Herrera

Yo pesaba casi menos que un comino y no me preocupaban las “grandes cosas” que ahora –si me hago la tonta– me quitan el sueño. No quería ser periodista (ni sabía lo que significaba el término). Lo mío era aprenderme de memoria un panfleto larguísimo para convertirme en panelista, o más bien en la jefa de los panelistas. Había algo así como un “casting” para moderadora del panel de mi Círculo Infantil. “Nos quedamos con la que mejor se lo aprenda”, nos había dicho la maestra de Preescolar a las únicas dos candidatas, mostrándonos las hojas que nosotras no sabíamos leer. Al final, Charito lo dijo con más gracia y a mí me mandaron a hacer otro papel menos importante (quizá por eso no recuerdo cuál). Muchos años después, las dos nos convertimos en periodistas y aún no hemos ido a agradecerle a quien nos hizo nuestra primera “entrevista de trabajo”. Sigue leyendo

Papá, ¡divino papá!

Foto: Daicar Saladrigas González

Foto: Daicar Saladrigas González

Por Liudmilla Peña Herrera

Todavía me sonrío cuando recuerdo aquella conversación inocente de un par de niños como de diez o doce años. Íbamos los tres por la acera. Ellos delante, soñando planes para el futuro y yo, periodista interesada hasta en los sueños infantiles, activé mi alarma informativa cuando escuché: “Yo me quiero casar a los 25 y voy a tener un solo hijo”, dijo uno y el otro le espetó de inmediato: “Pues yo me caso a los 18 y a los 20 voy a tener el primero y después el otro. Ojalá fueran mellizos”.

No niego que pienso en aquella plática y todavía me sorprendo y me sonrojo. Escuchar así, sin ser invitada, el proyecto de paternidad de dos pequeños que parecían venir de empinar papalote o jugar al fútbol, me pone a pensar en la inmensa responsabilidad que entraña una pequeña nueva vida a la que hay que alimentar, educar en el bien y amar por sobre todas las cosas. Sigue leyendo

El tiempo atrás…

Más o menos así era yo. Pero esta niña es más hermosa, aunque se me parece, eh?

Más o menos así era yo. Pero esta niña es más hermosa, aunque se me parece, eh?

Por Liudmila Peña Herrera

De pequeña quería ser maestra, cuidadora de círculo infantil, escritora, defensora del medio ambiente, ajedrecista, cocinera… Nunca imaginé ser periodista: no sabía lo que era.

Muchas veces jugué a las guerras con las piezas de ajedrez entre el reino negro y el blanco. De haber sabido cómo son las guerras, ni de mentiritas me hubiese inventado esos juegos de tronos.

Intenté enseñarle a mis muñecas los buenos modales a los golpes, y ellas quedaron mudas, ni sonrieron. Quise aprender capitales de países y mis compañeros de aula me castigaron con una regla en la palma de la mano cuando respondí mal (¡menudo juego!).

De pequeña lo más parecido que fui a una cocinera fue cuando inventé los cumpleaños de Rosy, con pedacitos de pan y cerezas con azúcar. Al fogón jamás me dejaron acercarme.

Y lo de ambientalista lo apliqué mucho en los pensamientos, preocupada por problemas que no podía solucionar, aunque de vez en cuando inventaba preguntas bien serias para que el profesor de Geografía se hiciese el listo respondiéndome y no nos dejara tareas.

¡Antes todo parecía tan simple! Y ahora, muchas veces, tan solo quisiera volver a ser pequeña.

Yo también estuve en Girón

Foto: Raúl del Pino

Foto: Raúl del Pino

Por Liudmila Peña Herrera

¿Ese tanque de guerra fue de los buenos o de los malos?”, pregunta Carlos Alberto Pérez Benítez (comunicador social), ya preparado para hacerse una foto desde uno de sus ángulos.

De los americanos”, contesta Elizabeth Bello (periodista holguinera). “¿No ves que tiene el cañón apuntando el suelo, en señal de derrota?”.

Ah”, dice Carlitos y hace una mueca de desdén. El grupo avanza otra vez hacia el patio delantero del museo, donde acordamos reunirnos para hacernos una foto todos juntos. Hemos recorrido el lugar, paso a paso, intentando grabar los detalles que luego contaremos a los que nos pregunten cómo es Girón, qué residuos de la batalla encontramos en el museo. Sigue leyendo

Astor Hernández: de poeta y periodista

Por Liudmila Peña Herrera

Foto: Edgar Batista

Le conocí en un lugar tan común para cualquier cubano como es una clínica estomatológica. No sé qué motivo lo llevó hasta el lugar, pero fuere el que fuere, Astor Hernández no habló en ningún momento de enfermedades o molestias de molar alguno. Todo lo contrario, se presentó como periodista jubilado y comenzó a contar parte de la historia tras la cual yo iría después.

Nos separan muchos años de trabajo en la experiencia reporteril. De hecho, este hombre jocoso y conversador ha vivido cinco décadas más que yo. Sin embargo, no lo pensó dos veces cuando, del otro lado de la línea telefónica, le recordé nuestra plática anterior y le pedí esta entrevista. Sigue leyendo

“No he sido nunca un mentiroso”

ENTREVISTA AL PERIODISTA HOLGUINERO  ABDIEL BERMÚDEZ BERMÚDEZ, PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO 26 DE JULIO

Por Liudmila Peña Herrera

Recibiendo el Premio de la Ciudad de Holguín

“Este muchacho tiene ángel”, dicen quienes quedan impresionados con su talento y la gracia y profundidad de sus trabajos periodísticos. Pero nadie ha visto al diminuto ser alado cuando revolotea por entre sus dedos mientras tocan la sinfonía de palabras con las que construye los textos.

A veces espera hasta muy tarde para escribir, como para que no lo vean transcribiendo lo que el ángel dicta: preocupaciones humanas, problemas terrenales, poesía envuelta en una Caja de Pandora que estalla en construcciones literarias en cuanto pone las primeras letras. Sigue leyendo