#DerechosdeCuba: El twittazo es un exitazo

Por Liudmila Peña Herrera

La @AlondraM inicia su vuelo, feliz porque es un día especial para su historia personal. Le siguen amigos twitteros, con la cordialidad acostumbrada.
Le sigo yo y respiro desde frente al monitor el buen ambiente que intercambian twitteros cubanos con cientos de otros de cualquier lugar del planeta.
Pero hoy la alegría juvenil que compartimos quienes apenas si nos conocemos (algunos no nos encontramos “face to face” en el Taller Internacional “Los medios alternativos y las redes sociales, nuevos escenarios de la comunicación política en el ámbito digital”, en La Habana), viene con tintes diferentes.
No podemos callarnos. No podemos permitir que ensucien nuestro nombre, nuestras conquistas, nuestro orgullo de vivir en una Isla rebelde que no se puede acallar, aunque un gobierno sin escrúpulos (el de Estados Unidos) apoye flotillas descaradas y piratas tuertos por el odio y la ambición, para lanzar frente a nuestras costas fuegos artificiales en  nombre de la desunión y destrucción del planeta.
No podíamos permitirlo. Por eso, “dame la mano y danzaremos”, unimos twitts y manos a la obra, hicimos una danza de palabras por los #DerechosdeCuba. Sigue leyendo

Ahora: periodismo de rojo y negro

El XI Festival de la Prensa Escrita, junto al aniversario 49 del semanario ¡ahora!, de Holguín, trajo para sus redactores satisfacciones y retos

Obligados a examinarse por dentro con visión crítica y desprejuiciada, por estos días, compartieron espacio con lectores y colaboradores para perfeccionar el trabajo de la prensa holguinera

Todos los miembros de ¡ahora! que visitaron Birán. Foto: Javier Mola

Por Liudmila Peña Herrera

“Sólo quien sabe de periodismo, y de lo costoso
del desinterés, puede estimar de veras la energía,
la tenacidad, los sacrificios, la prudencia, la fuerza de
carácter que revela la aparición de un diario honrado y libre”.
José Martí

Cada vez que la mágica estela de una edición del periódico comienza a extinguirse, casi al tiempo que amanece los sábados; cada vez que dejamos algunos pequeñísimos pedazos de nosotros entre las ocho páginas del semanario ¡ahora!  y nos marchamos a casa en medio de la madrugada, porque ya el periódico está a merced de las tintas de la rotativa del Poligráfico; recuerdo una de las primeras lecciones de periodismo brindadas por el antiguo profesor de la Universidad de Oriente: “esta es la única profesión que publica sus propios errores”.

Es difícil y emocionante correr el riesgo continuamente, como las adolescentes tras los amores prohibidos. Aquí no nos está permitido equivocarnos, lo cual no quiere decir que no lo hagamos. Porque los periodistas no somos dioses, ni tenemos todas las verdades en un librero, para consultarlas cada vez que sea posible. Por eso, cuando esta publicación de rojo y negro, como la insignia del Movimiento 26 de Julio, celebra su cumpleaños 49, toda experiencia es insuficiente si se trata de señalar nuestras deficiencias y escuchar las opiniones de los lectores en busca de asumir nuevos retos y fortalecer la práctica periodística, siempre del lado de la Revolución Cubana. Sigue leyendo